20 Cosas que los Hombres desearían pero jamas lo dirán

20 cosas que quiere un Hombre1. Que su chica sepa que la quiere

A veces es por torpeza. Otras, le faltan las palabras. Aun así, le gusta pensar que no dudas de su amor por ti. Él te quiere. Aprende a leerlo en todos sus gestos y siéntelo en sus silencios.

2. Que la chica tome la iniciativa

Es un líder nato, pero eso no quiere decir que no le guste que lleves la iniciativa. Atrévete a sorprenderle y saca el lado más sensual de tu pareja. Le encantará.

3. Respeto

Es sensible y no soporta que lo tomes siempre a broma. Él respeta a todos y exige lo mismo para sí mismo. Tras su aire fanfarrón, se encuentra alguien que desea ser respetado por ser quien es… ¡defectos incluidos!

4. Que le admires

¿Lo halagas? Le gusta. ¿Le dices lo bueno que es? Lo aprecia de verdad. ¿Lo miras con ojos de admiración? Le encanta. A un chico le gusta mucho notar que su novia está loca por él, por sus talentos y sus proezas (¡dentro o fuera de la cama!).

5. Tú simple presencia

No es dependiente, pero le gusta sentirte cerca de él. Más aún: le gusta (aunque no lo reconozca) que pases una noche pegada a él en el sofá para ver un partido o que pases un día con él practicando deporte.

6. Salir con una chica bonita

Le costará decirlo si está soltero, por miedo a parecer machista, pero es una verdad innegable que a los hombres les gusta que su chica sea bonita. ¡No un maniquí esquelético ni alguien maquillado en todo momento! No. Tan solo una chica resplandeciente que, sobre todo, se sienta bien en su piel. Para él, no hay mayor horror que estar con una mujer que vive pegada a la balanza y no sabe disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

7. Recibir ánimos

Nunca lo reconocerá (¡y menos delante de sus amigos!) pero tu chico a veces duda de sí mismo. A veces se despierta en mitad de la noche intentando resolver problemas en su cabeza. En esos momentos de ansiedad, lo que más lo ayuda son tus ánimos. Necesita que estés junto a él y que apoyes sus decisiones.

8. Sentirse querido

Precisamente por sus dudas (mira la imagen anterior), no da por sentado tu amor, aunque a veces te haga creer lo contrario. Necesita tus “gracias”, tus palabras dulces, tus sonrisas cómplices, etc. También le gusta que manifiestes tu alegría por ver cómo se ocupa de ti y te ayuda con esas pequeñas cosas cotidianas por las que no quieres comerte la cabeza.

9. Hacerte reír

Soltar una carcajada espontánea por algo que dijo es un enorme aliciente para él. Se siente orgulloso de sí mismo y feliz. De hecho, le encanta reír contigo. Le gusta que tengas humor, que siempre encuentres respuestas para todo y que sepas reírte de ti misma.

10. Una mujer independiente

Si estás demasiado pendiente de él o no tienes intereses propios, puede que tu chico te encuentre un poco aburrida. Le gusta que su novia tenga sus propios proyectos (¡se siente orgulloso!) y que se sepa desenvolver en la vida. Por supuesto, le gusta protegerte, pero no cortarte las alas. Prefiere una mujer que tenga ‘sus propios asuntos’ a una que lo espere en modo pausa cuando se vaya.

11. Comer sin volverse loco…

…y verte comer a ti sin contar las calorías y los miligramos de sodio. Lo que a él verdaderamente le gusta es el acto de comer y quiere disfrutar de este placer de la vida, no estar continuamente evaluando, midiendo y comparando. No le encuentra sentido a darle tantas vueltas a la cabeza con algo así. Sobre todo, quiere que le dejes comer lo que quiere sin pasar por comentarios de pseudonutricionista.

12. Sentirse deseado

Por ti… ¡y por otras, también, de vez en cuando! De hecho, le gusta mucho ver que suscita miradas cómplices por parte de otras chicas. Le gusta que las mujeres lo miren. Eso es algo que nunca admitirá, ¡y menos a ti! Pero debes saber que es normal en él. Sin embargo, también quiere ver en tus ojos que todavía le deseas. Ya sabes, que no se apague la llama.

13. Poder mostrar su sensibilidad

Quiere poder llorar sin miedo a que te aproveches de su debilidad para manipularlo o darle más problemas. A veces puede resultarle difícil mostrar su lado sensible, tanto que en ocasiones le costará dejar caer las lágrimas por miedo a parecer débil.

14. Paz

Para él, un fin de semana sirve para descansar. Y descansar no quiere decir organizar una cena, ir al cine, hacer las tareas domésticas e ir de compras. Descansar significa no hacer nada. Estar continuamente planificando eventos no es lo que él entiende por paz.

15. Discutir

Una gran verdad: los hombres no se asustan con las discusiones. De hecho, discute con él sobre los temas que le apasionan y verás que no calla. Pero cuidado, porque también discute a su manera: a él no le gusta analizar hechos pasados, ni dar tantas vueltas a las cosas o medirlo todo. No dudes en contarle tu día, pero no lo alargues con detalles que le harán desconectar… como el color de la chaqueta que llevaba tu amiga.

16. No cambiar

No, no quiere cambiar… a menos que el cambio sea iniciativa suya. Si, por el contrario, eres tú quien lo anima a hacerlo, corres el riesgo de que se ponga a la defensiva. Ten en cuenta que, si siente que no ya no te gusta por completo, puede ser duro para él.

17. Sentirse protector

Cuando te protege, siente que juega bien su papel y que está en su lugar. Le gustan mucho las mujeres independientes, pero también quiere ser quien asegure tu protección. Por ti, está dispuesto a todo. Quiere poder defenderte, hacer frente a los problemas por ti y sacarte de apuros si se presenta la ocasión.

18. ‘Sexting’

Cuando eres explícita y le envías mensajes atrevidos le haces saber todo lo que le espera por la noche. Eso le vuelve loco. Puede que no te lo haga saber, pero agradece mucho ese tipo de detalles.

19. Que lo guíen

En la cama, a tu chico le encanta que le describas qué es lo que te gusta. Disfrutará mucho si le guías hasta hacerte alcanzar el máximo placer. Así, sentirá que lo hace bien y su seguridad se verá reforzada.

20. Dulzura

Encarna muy bien su papel de macho alfa, pero a cualquier hombre le gustan las caricias, los mimos, atenciones y gestos tiernos. Tu mano apoyada en su brazo le da tranquilidad y el roce de tus dedos delicados jugando sobre su piel hará que se estremezca. Sé dulce con él; le encantará.

 

Tipos de Sexo que Toda Mujer Debería Tener Antes de Morir

Tipos de Sexo que Toda Mujer Debería Tener Antes de Morir

Esto es más una cuestión de forma que de fondo, no es la relación sexual como tal, sino con quien la tienes.

Tipos de sexo. Hay cosas que es mejor haber vivido y arrepentirse, que arrepentirse de no haber vivido nada. Y como en la variedad está el placer, Sin pecado hemos preparado un listado sobre con quien debes tener sexo antes de sentar cabeza, un poco de ‘vive la vida loca’

  1. Sexo con Extranjero:

Es un tipo de sexo que toda mujer debería tener antes de morir. Estás en una ciudad desconocida a kilómetros de distancia de tu hogar o es él quien está lejos. No importa, lo que importa es que está tan bueno que tu entrepierna te pide pide a gritos que hables otro idioma o que creen uno propio, debajo de las cobijas, preferiblemente.

  1. Fiasco

Esta experiencia solo sirve para poder apreciar el siguiente vino que pruebes o que te alegres de haber probado unas buenas copas en el pasado. Después de una mala sesión de sexo, cualquier cosa puede sorprenderte; después de todo, no se puede volver a caer tan bajo.

  1. Perrito

Puede ser el ‘Perrito’ o cualquier posición en la que él te dé por detrás. Se trata de experimentar cosas nuevas, no sabes si te gustará o no, pero para eso lo haces, qué tal que te termine gustando. El sexo anal es algo que, sin duda, debes probar, pero no es bueno que lo hagas con un extraño, lo mejor es que lo practiques con alguien de confianza, no vaya y sea que no te guste y él no quiera parar.

  1. ¡Mujeres Arriba!

Esto no significa que hayas decidido pasarte a otro bando, nada de eso. Es más una cuestión de deseo y entendimiento. Hay lugares y cosas que solo una mujer puede entender y disfrutar de sí misma, qué mejor que dejar que otra lo haga por ti, mientras tú te limitas a disfrutar. Conocer tu cuerpo te dará una gran ventaja cuando te encuentres con otra mujer. Además, está comprobado que las mujeres cuando tienen sexo entre sí llegan más rápido al orgasmo que cuando la relación sexual es entre hombre y mujer.

  1. Íntima

Querer masturbarse no es malo, ni peligroso ni va en contra de la ley, es algo tan natural como respirar. Poder tocarte exactamente en el lugar que quieres, con la intensidad que quieres, durante el tiempo que quieres es algo que nadie te va a dar. Si quieres, puedes incluir juguetes sexuales de tu preferencia para pasar este rato íntimo contigo misma.

  1. ‘The Boss’

La onda sadomasoquista no tiene que ser lo tuyo, pero puedes usar un par de juguetes que te sirvan para tener el control de todo lo que suceda contigo y tu pareja. Taparle los ojos o atarlo, no tiene que ser algo complejo, solo por probar… puede que te quede gustando.

  1. Ira E Intenso Dolor

Nada más sexy y afrodisíaco que terminar una pelea con sexo, así deberían arreglarse las cosas siempre, ¿no? Sexo salvaje, duro y puro.

¿Cuál de estos ya probaste y cuál es el que te queda por probar? Solo para las Chicas. Ok!

Las Mujeres se Comparan los Senos

Toples

Claro que entre mujeres se comparan los senos. Claro que ellas se comparan, claro que las que tienen poco en algún momento de su vida han querido más, y claro que las que tenían mucho, en algún momento, quisieron menos. La respuesta es que siempre van a querer lo que no tienen y siempre, entre mujeres, se estarán vigilando.

En Colombia, tener un buen par de senos parece necesario para buscar la aceptación. Cuando las mujeres son adolescentes, las de senos grandes, por supuesto tienen más admiradores masculinos; jóvenes prepúberes que se masturbaban pensando en estos senos. Entonces, ¿cómo no compararse?. ¿Cómo no mirar los senos de esas otras mejor dotadas. ¿Cómo no investigar quién más aparte de si mismas esta en desventaja? ¿Cómo no intentar, a toda costa, hacerles creer a los hombres, junto con cuanto relleno se cruza por el frente, que ellas tienen lo suyo? Compararse siempre será necesario, pero no lo más importante. Los senos han sido esenciales para el desarrollo femenino, para determinar su personalidad, la manera de asumir la sexualidad, pero sobre todo, para saber que ellas son diferentes y que en la variedad está el placer. Porque no hay un par de senos iguales a los otros; son un sello, único y exclusivo de cada una. Por eso, los senos operados pierden un poco de sentido. Aquí ellas ya no entran a competir porque sencillamente no estan en la misma categoría. Es como comparar el sabor natural de un jugo de naranja con uno artificial. Uno sabe que por más lindos y bien operados que les hayan quedado, nunca serán sus senos, los verdaderos con esencia propia.

Los senos se exhiben para los hombres, sí, pero también para las mujeres. Las mujeres compiten entre mujeres, y entre senos pasa lo mismo. Jamás dejaran de mirarselos mutuamente, bien sea para admirarlos o para criticarlos. Ambas cosas son un deleite. Criticar los senos es fascinante, ver que la otra los tiene caídos, increíble, que le quedaron mal operados o mejor… pero también ver unos senos lindos, con el pezón perfecto, con el color adecuado, produce envidia e inevitablemente unas ganas terribles de tocarlos. A las mujeres les gusta mirar los senos de otras, claro; si una mujer llega exhibiéndolas, cómo no mirarlas, cómo no imaginarlas, cómo no desearlas. Porque nada más atractivo en una mujer que unos senos lindos, que se sepan exhibir en la ropa adecuada, con sutileza, clase, sensualidad y sin excesos y esto no está relacionado con el tamaño.

9 Amenazas en un Matrimonio.

Amenazas en el Matrimonio

Solo la falta de comunicación puede ser la causa de una mala relación. Ingenuidad, demasiado ego, la falta de empatía recíproca y los juegos de poder son algunas de las amenazas que los psicólogos describen como las amenazas que acechan un matrimonio.

Es que la experiencia de algunos psicólogos en “matrimonios” es su especialidad desde hace una década, destacando en el área por estudiar cómo las parejas utilizan el humor para resolver conflictos y cómo influyen las necesidades emocionales básicas en la creación y resolución de diferentes problemáticas al interior de la pareja, donde asegura que una mala comunicación no es lo central para tener un buen matrimonio.

Tenemos que aceptar la realidad de que el matrimonio es una relación viva y dinámica, sujeta a cambios internos y sobre todo que requiere el respeto de la individualidad de los miembros de esa unión”, afirma.

En ese sentido, llama a ver a la “dupla” como una relación horizontal donde ambos tienen los mismos derechos y que los habituales ejercicios de poder deben ser flexibles e intercambiables, porque las personas cambian.

Por lo tanto, anímense a ver estas 9 amenazas como una ayuda para entender que el matrimonio tiene reglas y que vamos a entrar en conflicto con ellas, por lo que requerirá de nuestro esfuerzo para resolverlos cada vez que aparezcan.

1. Se casan porque le gusta cómo es la persona: La gente cambia. No te cases con alguien por ser quienes es, o quieras transformar. Cásate con alguien que esté decidido a ser y pasar toda una vida en ese devenir, y que ese camino lo hagan juntos.

2. El matrimonio no elimina la soledad: Estar vivo es estar solo. Es la condición humana. El matrimonio no cambia la condición humana. No puedes culpar a tu pareja porque no calma esa sensación. El matrimonio está destinado a ser un lugar donde dos seres humanos comparten la experiencia de la soledad y, en el compartir, crean momentos en los que la soledad disipa, pero por poco tiempo.

3. La vergüenza: Todas la tenemos, aunque pasemos la mayor parte de nuestra adolescencia y primera juventud tratando de fingir que no existe así. Cuando la persona que amamos la activa, le echamos la culpa y luego exigimos que la arregle. A veces la mejor terapia de pareja es una terapia individual donde se trabaje el sanar la propia vergüenza. Así podemos dejar de transferir nuestra vergüenza a quien amamos.

4. El ego gana: Todos tenemos uno. El ego es una buena cosa, pero es hora de darle menos importancia. ¿Cómo? Mediante la apertura en lugar de una actitud defensiva, el perdón en lugar de la venganza, disculpa en vez de la culpa, la vulnerabilidad en lugar de la fuerza, y la gracia en lugar de poder.

5. La vida es desordenada y el matrimonio es vida: Así que el matrimonio es desordenado también. Cuando las cosas dejan de funcionar perfectamente, empezamos a culpar a nuestra pareja por los inconvenientes. Añadimos peleas innecesarias a la vida y el amor. Debemos dejar de señalar con el dedo y empezar a entrelazarlos. Y entonces podemos entrar juntos en el desorden de la vida. Sin culpa y sin vergüenza.

6. La empatía es difícil: Por su propia naturaleza, la empatía no puede suceder de forma simultánea entre dos personas. Uno siempre debe ir primero, y sabiendo que no hay ninguna garantía de reciprocidad. Pero necesitamos aceptar ese riesgo. Es un sacrificio que puede recibir una respuesta negativa. La verdad es que la gente que amamos son seres humanos falibles y que nunca serán el espejo perfecto que deseamos. ¿Podemos amar de todos modos?

7. Nos preocupamos más de nuestros hijos que de la pareja: Los niños nunca deben ser más importantes que nuestro matrimonio, y nunca debería ser menos importantes. Pero si los pequeños bribones detectan que son muy importantes van a manipular. Y si son menos importantes harán todo para ser prioridad. La familia es un trabajo constante por encontrar el equilibrio.

8. La lucha por el poder oculto: La mayoría de los conflictos en el matrimonio son una negociación en torno al nivel de interconexión entre los amantes. Los hombres por lo general quieren menos. Las mujeres por lo general quieren más. A veces, esos papeles se invierten. En cualquier caso, cuando se lee entre líneas en la mayoría de las peleas, esta es la pregunta que encontrarás: ¿Quién decide cuánta distancia mantenemos entre nosotros? Si no hacemos la pregunta en forma explícita lucharemos en ello implícitamente y para siempre.

9. No sabemos cómo mantener el interés por una cosa o una persona más: Vivimos en un mundo donde nuestra atención se fija en un millón de direcciones diferentes. La práctica de la meditación sirve para mantener la atención en una cosa y luego volver nuestra atención a ella cuando nos distraemos, una y otra y otra vez. Cuando se nos anima constantemente a poner nuestra atención en la superficie brillante de las cosas y seguir adelante cuando lleguemos a la parte aburrida podemos hacer de nuestra vida una meditación y hacerlo sobre la persona que amamos es un acto revolucionario. Pero es absolutamente esencial hacerlo para que cualquier matrimonio pueda sobrevivir y prosperar.

 

9 cosejos que haran descubrir la Diosa Sexual que esconde cada Mujer

 

 

Diosa en La Cama

Las prácticas saludables, el autoerotismo, la seguridad, el baile y ayuditas didácticas pueden convertirte en una maestra sexual y en la protagonista de tus noches de pasión.

El hombre tiene en promedio 514 pensamientos eróticos cada hora, o sea, cerca de 7.200 cuando está despierto, mientras que la mujer tiene ideas sexuales la mitad de este tiempo, según una investigación realizada por la Universidad Estatal de Ohio. Esto querría decir, entre otras cosas, que para algunas féminas provocar, seducir y llegar a su instinto más animal son actitudes que suenan no solo difíciles de entender sino de aplicar.

La razón es porque las mujeres no sienten que tienen el derecho de expresarse sexualmente porque a través de la historia se les ha dicho que es un privilegio de los hombres, y esta creencia se ve reflejada en la manera que asumen su sexualidad y el disfrute pleno de la misma. Por fortuna las mujeres empiezan a tomar la batuta de su sensualidad y a explorarla desde otra óptica. ¿Cómo romper estos parámetros aprendidos socialmente? aquí encontraras algunos conejos:

  1. Las mujeres merecen el placer y por eso la masturbación se convierte en una herramienta clave, ya que cuando aprendemos a disfrutar nuestro cuerpo, podemos enseñar a nuestra pareja lo que realmente nos vuelve locas.
  2. Un buen amante sexual es el que se satisface a sí mismo y en el proceso a su compañero.
  3. Es fundamental traer de vuelta el erotismo a nuestra vida sexual y eso se logra por medio de los sentidos.
  4. No olvides que no toda relación sexual requiere de penetración e incluso de un orgasmo: tocar, sentir, besar, acariciar, son acciones altamente eróticas y estimulantes.
  5. Una interesante tendencia empieza a tomar fuerza entre las parejas que con un ritmo de vida acelerado sienten que pierden el control de sus encuentros. Se trata de Slow Sex, una propuesta para lograr la conexión con tu pareja por medio de los aromas, la música o un perfume, que se convierten en poderosas herramientas que los transportan al placer.
  6. Aunque esto no quiere decir que una pareja se pierda de disfrutar plenamente un rapidito. Cuando el cansancio nos invade, un encuentro rápido y no planeado es la mejor estrategia para entregarnos al goce.
  7. El baile es en sí mismo erótico. Una de las tantas tendencias es el Lap Dance, que consiste en efectuar movimientos sensuales que terminan con la mujer danzando insinuantemente en las piernas del hombre.
  8. Para hacerlo necesitas elegir una canción que te encante, una silla, un atuendo seductor, unos tacones y mucha práctica.
  9. Recuerda: no tienes que ser experta, si te equivocas o pierdes el ritmo, a él no se le disminuirá la excitación, por el contrario, ¡será mucho más personal!

Las mujeres también sufren de disfunción sexual.

Disfuncion sexual femenina

“Perdóname pero el pene no manda, el pene comparte con la vagina la realidad sexual”, dicen los expertos e influyentes sexólogos, antes de hablar sobre la disfunción sexual femenina. El tema, desconocido para muchos, muestra que, como los hombres, las mujeres también sufren problemas que les impiden gozar del sexo. Callan por pudor, pero padecen. Son muchas las que no gozan en la cama.

Las disfunciones sexuales tanto femeninas como masculinas se encuentran en tres etapas: el deseo, la excitación y el orgasmo. En los hombres, el problemas más común es la falta de erección mientras que en las mujeres el asunto es más complejo. Hay al menos cinco causas para no tener una buena vida sexual: la falta de lubricación vaginal, dificultad para tener orgasmo, ausencia de deseo sexual, inflamación de los músculos de la vagina y miedo al sexo. A esto se le suman factores psicológicos que no permiten encontrarle solución al problema como los siguientes.

Fobia al sexo: su origen está en las tragedias vividas por muchas mujeres a causa de las violaciones, maltrato o acoso sexual. La generales se refieren al odio, sobre todo en lo concerniente a la sexualidad y el sexo. Las específicas están relacionadas con el miedo a las caricias a una zona puntual del cuerpo, un beso o postura durante el coito.

Vaginismo: es la inflamación de los músculos de la vagina que impiden la penetración. El 80 por ciento de los vaginismos son de origen sicológico, como la pérdida del interés en su pareja, y el 20 por ciento restante es el resultado de infecciones vaginales.

Coitalgias: se refiere al dolor durante el coito. Puede ocurrir por infecciones a causa de las bacterias que viven en la vagina o por falta de higiene.

Falta de deseo sexual: significa la pérdida de la libido, el interés en el sexo y las fantasías sexuales. Esto puede generar baja autoestima y temor a ser fea; ambas pueden potenciar la disfunción sexual.

Trastorno de excitación sexual: consiste en la dificultad para lubricar la vagina antes de la penetración como respuesta fisiológica por la excitación.

Trastorno orgásmico: es la dificultad para llegar al orgasmo.

La disfunción sexual en las mujeres es más compleja que en el caso de los hombres. Son cinco patologías las que evitan que las mujeres disfruten del sexo. 

Un estudio realizado en España indicó que el 30 por ciento de las mujeres entrevistadas carecía de interés por el sexo, el 20 por ciento expresó tener relaciones sexuales no placenteras, el 15 por ciento dolor en el coito, el 50 por ciento aseguró tener dificultades para excitarse, otro 50 por ciento para lograr un orgasmo, y el 25 por ciento dijo ser incapaz de lograrlo. La disfunción sexual en las mujeres es más común de lo que parece.

La disfunción sexual femenina no aparece a una edad específica. Se puede originar en el inicio la vida sexual o, por el contrario, como resultado del paso de los años o malas experiencias. Por ejemplo, el caso de la mujer divorciada que tuvo malas experiencias y ante una nueva posibilidad de sexo-afectividad podría sufrir de ciertas patologías médicas que deben ser tratadas por un especialista.

Sexólogos afirman que el inicio de las disfunciones sexuales está en la cultura. Aquella que a través de la historia ha calificado al sexo como una práctica impura; idea que domina la mente. Para contrarrestar todas esas patologías, recomiendan la comunicación y confianza con la pareja. No convertirse en un juez y perder el miedo a hablar de estos problemas que afectan la sexualidad de hombres y mujeres por igual.

¿En que se parece un Hombre con disfunción sexual a un León Herido?

León Herido

La respuesta es la vergüenza. Tanto el león como el hombre prefieren ocultar sus dolencias para conservar su “ego de macho”. Temen mostrarse débiles y vulnerables frente a los otros. A lo largo de los años se ha podido identificar que los hombres sufren de la misma manera que un león herido cuando tiene problemas sexuales. Lo ha llamado el síndrome del león herido.

“El león, el rey de la selva y macho de la manada, tiene que imperar en su manada para no perder a las hembras, el poder y la comida. Pero en medio de una lucha puede quedar herido entonces se tumba bajo un árbol y ruge de la manera más salvaje para que todos lo escuchen y recuerden que él es el jefe. No busca ayuda sino se lame las heridas hasta que se cura o muere”

Esta misma historia se repite cuando un hombre sufre alguna disfunción sexual. El síndrome del león herido lo padecen quienes no buscan la ayuda terapéutica adecuada cuando padecen de disfunción eréctil, eyaculación precoz, dolor en el momento del coito o tienen un problema neurológico que afecta su sexualidad.

Los principales temores de los hombres con este síndrome es enfrentar a su pareja y la sociedad. Creen que hablar del tema pone en riesgo la relación o pueden ser juzgados por su grupo de amigos. Prefieren jactarse de su machismo e hipotéticas seducciones, pero saben que están heridos y en lugar de buscar ayuda terapéutica se lamen las heridas.

Detrás de la disfunción eréctil puede haber un tema cardiaco. De ahí la importancia de ir al médico y evitar tomar un medicamento sin receta. La gente debe saber que las disfunciones sexuales son curables. Por ejemplo, el 95% de los casos de eyaculación precoz son tratables con novedosos medicamentos. Los hombres deben hablar de las disfunciones sexuales con su médico así como le dicen que tienen vómito.

El síndrome del león herido está relacionado con el machismo, una de las patologías psicológicas más graves que existen. Por esta razón, se debe fortalecer la confianza y comunicación con la pareja y el profesional de la salud.

¿Es conveniente tener un amante?

Conveniente tener amantes

Según una encuesta sobre la infidelidad, el 57 por ciento de los encuestados, en su mayoría de 35 años, confesó haber sido infiel. De cada diez hombres, ocho han tenido affaires. Y tres de cada diez mujeres han tenido entre dos y tres veces encuentros amorosos teniendo una pareja estable. Esta misma publicación dice que el sexo pesa más entre los hombres al igual que el licor, pero que las mujeres lo hacen porque se enamoran de otra persona que las escucha o quieren vengar una infidelidad.

Nadie es de nadie. Así comienza la dice el doctor Pol Bravo sobre los amantes. El da sus explicaciones sobre el tema, dice frases como “no son una figura romántica. Son una necesidad”. Pero también deja claro que un amante puede ser la pareja estable o un personaje fugaz que llegue por simple atracción.

El doctor Pol habla de tres tipos de amantes. Aquellos que se complementan y que viven en unión libre o matrimonio. Este es el caso en que las parejas estables son amantes. Pol lo asemeja a “una conversación agradable que puede durar años”. Recalca que acá el erotismo, la sensualidad y la confianza se han mantenido estables.

Hay otros amantes que están libres, sin compromiso. Pero entre ellos hay un sentimiento que no permite que la relación se convierta en simple sexo casual. “Ambos crean un mundo cada vez que se encuentran y parecen un volcán, se ven y se ciegan”, dice el doctor Pol. Para este tipo de amantes la pasión y el deseo se convierte en una necesidad.

Para el sexólogo también hay una diferencia entre los amantes y “el mozo”, “la querida” y el “tinieblo”. Dice que aunque se piense que la palabra amante es socialmente humillante, términos como “mozo”, “la querida” y el “tinieblo”, son degradantes. Según él, allí no hay una relación sexo afectiva, sino sexo por sexo o intereses económicos, personales y hasta políticos. Porque los verdaderos amantes lo dan todo y ofrecen todo.

En la encuesta realizada, también se indica que para ser infiel los amigos cercanos y los compañeros de trabajo son los preferidos. En las mujeres es común que busquen hombres más jóvenes que su pareja, no importa el tiempo que se conozcan. También asegura que las mujeres tienden a tener relaciones con alguien del mismo sexo.

El doctor Pol termina diciendo que los amantes no son desprecio, ni una lacra. En cambio, son una realidad en la sexología y en el mundo. “Así como los amantes pueden pasar una sola noche, también pueden pasar toda una vida, todo depende de los jugadores”.

 

Para Tener Mejor Sexo, Explore sus Cinco sentidos.

Cinco sentidos en el sexo

El sexo es más placentero cuando el olfato, el gusto, el tacto, la vista y el oído son explorados en pareja. La vida sexual de calidad va más allá de la genitalidad.

Los besos apasionados, las caricias, las miradas, las buenas conversaciones, la música, el baile y los olores deben hacer parte de los juegos de la pareja.  Practicar la terapia de los cinco sentidos en la sexualidad es perfecto para todo tipo de parejas. Sin embargo, es de gran ayuda quienes están en crisis o tienen disfuciones sexuales. Incluso es una fórmula para recuperar el deseo sexual. Pero el éxito de la terapia está en la confianza y posibilidades de explorar el cuerpo.

Otro punto a favor de esta terapia en el sexo, según expertos, es que en algún momento de la vida las disfunciones sexuales se presentan. Los sentidos permiten aprender a estimularse de una manera distinta a la genitalidad. Una alternativa para obtener placer y disfrutar de la sexualidad.

Entre las actividades o tareas que se deben hacer, los expertos recomienda vendarse los ojos junto a la pareja y conversar sobre cualquier cosa. Este ejercicio permitirá que la comunicación fluya mejor.

Ducharse juntos con tranquilidad dos veces a la semana es otro de los consejos. Durante esta actividad es importante estimularse con masajes. Hará que ambos se relajen y conozcan su cuerpo.

En cuanto al sentido del oído, se debe pensar en música o una canción que identifique a la pareja. Además tener un espacio para bailar e incluso cantar juntos. Sobre el olfato, el olor de la piel y el perfume hacen parte de las cosas que estimulan este sentido.

Explorar el olfato, el gusto, el tacto, la vista y el oído ayudará a tener sexo de calidad. Para quienes hacen esta investigación, es una forma de volver a disfrutar del contacto visual, el olor del otro y aprender a reconocer el cuerpo de la pareja.

Mujer Multiorgásmica y Mujer Anorgásmica

Mujeres Orgasmicas y anorgasmicas

El orgasmo, el gran premio del sexo, no lo logran todas las mujeres. Mientras la mayoría puede tener uno o más orgasmos durante una relación sexual, una minoría no ha experimentado nunca esta sensación.

Mujer Anorgásmica: “Es la que nunca he sentido un orgasmo, o lo que alguna llaman; una muerte pequeña”

Una mujer puede llegar a ser anorgásmica por cuestiones biológicas, traumas o por temor a perder a su pareja. Así lo explica el sexólogo Pol Bravo, quien insiste en que esta condición debe ser tratada por la especialidad de ginecología.

La anorgásmia primaria se refiere a la mujer que siempre ha tenido esta condición, de origen biológico, pero que puede acudir a tratamientos psicológicos y farmacológicos. Esta se puede explicar con la trilogía de Kaplan, que habla del deseo, excitación y orgasmo. En la primera fase la mujer como en el hombre  gozan de la atracción. Luego viene la excitación, que en ella se manifiesta con la lubricación y en él con la erección. Finalmente, el hombre llega al orgasmo mientras que la mujer no.

Por otra parte, patologías como la diabetes y otras de tipo neuropatologías también son responsables de que las mujeres no logren tener orgasmos. Según el especialista, la diabetes, enfermedad endocrinológico de la parte hormonal, afecta en ambos sexos la sexualidad y, por ende, al orgasmo.

Finalmante, la anorgásmia puede ser producida por un trauma o estrés postraumático. Por ejemplo, mujeres que han sido violadas que se niegan al coito por un mal recuerdo.

La depresión es otro de los factores que pueden desencadenar la anorgasmia. Esto debido a la pérdida del  deseo sexual o disminución de la libido. Pero el estrés exagerado, las preocupaciones de todo tipo, de la casa, los hijos, económicos. no se pueden llevar a la cama.

Mujer multiorgásmica: Es un premio de la naturaleza, el clímax y mayor placer del coito.

El sexólogo Carlos Pol Bravo* explica que el multiorgasmo es la secuencia de varios orgasmos que pueden ir en aumento o disminuir. La mayoría de las mujeres tienen una gran suerte porque entre el 70 y 75% son multiorgásmicas. Ellas tienen mayor seguridad en su sexualidad y le facilitan al hombre su trabajo en la cama.

Según el especialista, ser una mujer multiorgásmica es un regalo de la naturaleza. En su vida privada, en la masturbación y durante el coito. También hace énfasis en que el orgasmo no es resultado únicamente de coito. Pensar esto es un gran error. El orgasmo es producto de la acción sexual. Puede ser fruto de caricias,  sexo oral o juguetes eróticos. Pero lo importante es que ese volcán explote.

Algunas mujeres multiorgásmicas pueden tener dificultades con su pareja. Por desgracia, el hombre se asusta con este tipo de mujeres porque cree que es frívola o, por falta de cultura sexual, confunde esta condición con la prostitución o piensan ¿Con quién más lo hará? La inseguridad de ciertos varones frente a una mujer multiorgasmia puede tener un efecto negativo. Hay miedo porque tienen más capacidad que ellos.